lunes, 9 de marzo de 2009

Nadie conoce a nadie

Qué le sucede a los amigos que dejan de ser eso... amigos...
Parece mentira pero qué pena me provoca la lejanía.

5 comentarios:

Flor dijo...

Aquí es como que hay que imaginarse toda la historia. Pero por lo visto es triste :(

Un besote

silvana dijo...

A veces solo una frase alcanza y sobra... y causa tristeza... SLDS

Argentino dijo...

hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego

Yo Extranjero dijo...

Hola!
Suena triste, pero no siempre es así.
Al menos para nosotros que estamos tan lejos de casa y que dejamos a nuestros mejores y únicos amigos de toda la vida del otro lado del mapa.
No obstante y a pesar de que nos vemos muy poco, cada vez que nos juntamos es como si el tiempo no hubiese transcurrido, como si nos viéramos cada día y eso es bueno y enriquecedor por que ahí te das cuenta de que existe una verdadera amistad.
Gracias! ;-)

silvana dijo...

la pena da cuando uno da todo por los amigos, y choca con la realidad de que no lo son o mejor dicho uno no es considerado tal. me dolía el corazón y me salió el post, gracias por compartir :)