lunes, 3 de noviembre de 2008

No te mudarás

Mientras algunas políticas tienden a una apertura de las fronteras, muchos aún quedamos excluidos.
Me dijo una amiga, quiero irme a vivir a España y quiero hacerlo respetando el marco legal pero... no soy nieta de españoles, ni de ningún país integrante de la comunidad.
Tampoco quiero casarme con alguien de allá para conseguir la ciudadanía... quizás me queda irme como estudiante de un posgrado o dejar mi profesión y optar por algún oficio. No es denigrante pero... quien quiere emigrar simplemente porque encontró su lugar en el mundo y ese sitio por ejemplo es tierra española no es posible.
Me decía esta amiga, no me voy de Argentina porque repudio a los políticos, porque siempre estaremos en crisis... amo mi país pero... siento dentro de mi corazón la necesidad de ir a vivir allá...
La escuché, pensé y solo pude acompañarla en el sentimiento de resignación.
Sé que no es justo, que las condiciones no son parejas, pero quien dijo que ser emigrante y la justicia van juntas.
Resignación cuando se quiere respetar.

* Imagen tomada en Segovia, en una casa al lado del Acueducto.

No hay comentarios: