viernes, 24 de octubre de 2008

La vieja de la bolsa de agua

Cuenta la historia que en diferentes puntos de la ciudad de Córdoba caen abruptamente bolsas de supermercado con agua, simil bombucha de carnaval.
Parece que el hilo conductor del hecho nos lleva al siguiente relato que involucra a dueños de automóviles con alarmas.
El seudo atentado no daña al conductor del rodado, sino que la bomba de agua cae sobre el vehículo.
¿Pero por qué sucede esto?, ¿acaso hay un loco suelto? (los hay pero no se trata de ese que recordas).
El acertijo fue resuelto.
En la ciudad de Córdoba, cuando la alarma de un auto comienza a funcionar por unos segundos, unos minutos y esos minutos se hacen horas..., la invocación para que la batería se agote y lograr el silencio armonioso solo son un deseo... desde algunos balcones de edificios vuelan bolsas con agua sin animo de saña, simplemente un reproche ante la falta de respeto.
Cosas raras pasan.

No hay comentarios: